Casi cuarenta felicitaciones recibimos ayer— lanzamos, mejor dicho—, a todo el universo. No hay más objetivo que el de hacer más llevadero este encierro, necesario para acabar cuanto antes con el maldito virus. Desde aquí, un mensaje de ánimo a los padres y madres, pero, sobre todo, a los niños y niñas que se quedan en casa, sabiendo que todo lo que hagan ahora será bueno para el futuro más inmediato. En nada volveréis a ver a vuestros amigos, a vuestros compis del cole, volveréis a saltar, a jugar en las calles y en las plazas. Cuidaos mucho y cuidad a vuestros papis, que se lo merecen también…

Escudo_de_Villacarrillo_(Jaén).svg