Imagen

Cierra el Otoño de Teatro más concurrido de nuestra historia. Carátula G.E.A también hace historia…

18 años de un Otoño de Teatro histórico. 40 años de historia de una compañía única, Carátula G.E.A. No podía ser mejor. Una noche de fiesta, de cumpleaños, de amigos y de recuerdos. Todos los ingredientes necesarios para marcar esa fecha, la del 3 de diciembre, en el calendario de la historia cultural de un pueblo como el nuestro. Hoy es día de agradecimientos, el primer lugar a todos y cada uno de los grupos de teatro que han pasado por esta edición: La Paca, Embeleco, Artemix, Producciones Nati Villar, Revolú Teatro, Algazara Teatro, Small Clowns, Les Sonrivatos, Fila 5 Producciones, Les Sonrivatos y, por último, Carátula G.E.A. 11 propuestas diferentes, 11 maneras de quitarse el sombrero; 3 llenos absolutos y una participación de público que ha batido todos los récords de asistencia. Han pasado más de 2.500 personas por el Teatro Coliseo en estos poco más de dos meses. Por lo tanto, esto ya no es una broma o un experimento. Estamos ante una de las propuestas culturales de otoño más importantes de la comarca. Consolidada, más fuerte que nunca y que unas previsiones de futuro que hacen que miremos a éste con mucho optimismo y con más ganas si cabe. Gracias a nuestro equipazo de lujo (pasión de padre), Alba Plaza, Chema Cano y Jesús Hidalgo, ellos hacen que todo salga bien y bonito.

Y había que celebrarlo a lo grande. Así fue como terminó este décimo octavo aniversario, a lo inmenso. Carátula G.E.A celebró su cumpleaños con más de 400 invitados a una fiesta que sirvió para repasar parte de una carrera de fondo que ya cumple cuarenta años. Desde aquella idea primigenia de Luis Peralta, a la incorporación de Pili Díaz (la más veterana de los actores y actrices que han pasado por esta formación), pasando por los históricos Joaquín de la Hoz, «Churri», Paqui Díaz, Cristóbal «Puli» o Chema del Barco, hasta las incorporaciones más recientes como Joaquín junior, Víctor, Juanjo, María, Andrés o Mari Carmen . Chema del Barco fue el maestro de ceremonias, el encargado de hilvanar cada «cuadro» pues el montaje, 40 años no son nada (1982-2022) fue creado para la ocasión. Un recorrido de vida a través de pequeños retazos de obras representadas por Carátula a lo largo de estos años: desde Calígula de Albert Camus a una serenata de Les Luthiers. Entre medias, Vamos a contar mentiras de Alfonso Paso, Jesucristo Superestar o la exitosa Aquí no paga nadie de Darío Fo. Obras y milagros de gente que sí que ama el teatro, lo cuida, lo gestiona y lo engrandece. Una familia grande (creo recordar que habían pasado por Carátula más de 200 personas), unida, feliz y exultante. León o Juan el Pesca en la memoria, como no podía ser de otra manera. Y en la nuestra un reflejo del cariño que ellos desprenden. Otra cosa no les podemos dar, solo la admiración y la envidia sana de ver cómo algo apasiona tanto a tanta gente. El teatro, en este caso.

Imagen

La pareja puesta del revés por Fila 5 Producciones en Barbados, Etcétera

Que interesante y necesario es ver otras formas de trabajar. El teatro que se hace en Jaén, que parte desde nuestra provincia debería ser objeto de obligada programación en cualquier festival, ciclo o certamen que se celebre en nuestra tierra. Que bonito es ver trabajar los profesionales de la escena provincial y cuanto se aprende de ellos. Es el caso que nos ocupa y que resaltamos hoy porque teníamos muchas ganas de verles en acción con este montaje. Fila 5 Producciones aterrizó en el Coliseo con su Barbados, Etcétera. Un texto del guionista y dramaturgo madrileño Pablo Remón dirigido por Noelia Rosa, también actriz, e interpretado por dos de los rostros más conocidos de nuestro teatro, Amada Santos y Pedro Lendínez.

Fondo blanco, elementos que se camuflan en la escenografía que envuelve de humor negro y mucha locura una relación de relaciones de pareja. El texto, dado a muchas interpretaciones, se mueve entre la realidad y la ensoñación; entre lo que es, lo que pudo ser o lo que podría ser el amor y el desamor entre dos personas que están juntas y unidas por un afilador, el grupo de rock Europe o la isla de Barbados, protagonista subliminal de la obra. Comunicación/incomunicación de dos. Un videoclip con efectos especiales que rompen la barrera de los sentidos para que cada espectador se lleve a su terreno lo vivido durante la representación.

Y dos cómicos en estado de gracia. Por encima de todo. Llevar a cabo un texto tan difícil es ya de una valentía innata en Amada y Pedro. Enganchar al público sin que éste se despiste de lo escenificado es tarea de grandes actrices y actores y ellos lo son. Su manera de llenar el lienzo en blanco escenográfico es digna de una segunda revisión; de un volver a verlos para saborear los miles de matices que traen consigo. El amor en blanco y negro con algún toque de color rojo, como es debido.

Fotografías de José Luis Martínez

Imagen

Sonrisas y Lágrimas con Les Sonrivatos y unas escaleras directas al Cielo

¿Podría ser este uno de los momentos más emotivos de los vividos, hasta la fecha, en el Otoño de Teatro? Podría no, lo es. Les Sonrivatos es una familia de familias; una red de amigos y amigas, pertenecientes a otras formaciones locales como Les Prometemos Mejorar, Sonrisas de Teatro o La Máscara que se han unido para dar luz, así en genérico. Espérame en el Cielo, escrita y dirigida por Diego Marín, no es una obra de teatro al uso, es todo un alegato de amor incondicional a los amigos. Manoli de la Hoz, nuestra actriz que está de viaje, estuvo presente en todo momento, como un personaje más. Ríase usted del Metaverso. No hacen falta tecnologías ni modernidades varias para traer a la Tierra a la gente querida que se marchó un día en busca de otras aventuras. Este montaje giró en torno a sus alas, las alas de un ángel (bastante puñetero) cuyo principal objetivo es hacer el bien a base de palmadas que provocan efectos muchos más potentes que el de la burundanga. Obliga a decir la verdad y nada más que la verdad. El elenco de Les Sonrivatos está hecho para la comedia, alta comedia y así lo demostraron, una vez más, a un teatro lleno hasta la bandera. No podemos, ni queremos, destacar a nadie porque sería imposible disgregar un conjunto en el que no sobra ni una sola pieza; todos son importantes; desde las niñas al apuntador.

¿Cómo es posible hacer reír tanto? Porque Diego sabe donde nos pica. Localismos varios, frases hechas y menciones a personajes y lugares muy conocidos de Villacarrillo. La cercanía hace que triunfen, su falta de vergüenza y ver (notar) que lo que ahí sale es desde el mismísimo corazón. Miradas, carcajadas, gestos, lágrimas…Cosas que no engañan al público. Por eso, personalmente, os doy las gracias. Ahora hablo en primera persona: gracias por hacer que servidor y otras 400 personas, se olvidaran de los dolores de la vida. Gracias por ser tan humildes, por dar esas lecciones de cariño, por convertir en comedia una tragedia tan cruel como la partida de amigas, como la propia Manoli o nuestra querida Marisa, representando a muchas otras personas más que se han ido últimamente. Gracias por ese abrazo tan cálido en forma de canción de un joven cantautor villacarrillense, Emilio Martínez Palomares que provocó el mayor nudo en la garganta con su guitarra y esa letra de fuego dedicada a Manoli.

Final apoteósico con subida por esas escaleras hacia el cielo que provocaron no pocas lágrimas entre actores y actrices y público. También triunfaron en Mogón, ayer domingo, en este caso con otro lleno para ayudar al colectivo de Lazos en Colores (afectadas por el cáncer en Villacarrillo y Asociación Española contra el Cáncer).

Lo dicho, gracias a todo el plantel de artistas y gracias a Aurelia por tu emoción tan sincera, tus palabras entrecortadas fueron un regalo para corazones dolidos como el mío. Gracias, repetiría mil veces, en mi nombre y en el de mi madre que sé que estará aplaudiendo desde el Cielo y diciéndome desde allí: «Hay que ver que gracioso es el monaguillo». Ella es muy fan de Josemi…

Imagen

La otra Lola, de Sebastián Moreno Sambruno, gana el premio Villacarrillo Imaginaria 2022

Se falla el premio del VII Concurso de Textos Teatrales Villacarrillo Imaginaria. Entre las obras presentadas, esta del dramaturgo Sebastián Moreno Sambruno (que repite como ganador del concurso) ha sido elegida como la mejor y, por lo tanto, merecedora del reconocimiento así como de un premio en metálico de 400€.

La Otra Lola, es una oda al recuerdo de aquellos que se enfrentaron a sus miedos a base de rímel, pelucas y coplas de toda la vida. Personas que vivieron la edad de oro del transformismo español siendo valientes defendiendo su derecho a ser diferentes y a amar libres y sin medida. Según reza la sinopsis: «La última noche de Juan en un hospital de Madrid. La lucidez y el recuerdo-hambriento de protagonismo-se disputaran sus últimas palabras. Antes de cerrar los ojos, cerrará cuentas con un pasado que le recuerda coplas sobre el escenario, amores en la penumbra, aplausos entre camerinos, rencores de familia y la angustia del que lucha por sobrevivir en los márgenes».

El autor: Natural de Palma de Mallorca y afincado en Madrid, Sebastián Moreno Sambruno, ya fue el ganador de la pasada edición de este certamen. Cuenta, además, con importantes galardones como el Premio Calamonte Joven, PREMIO INTERNACIONAL DE DRAMATURGIA INVASORA, PREMIO DRAMATURGO JOSÉ MORENO ARENAS, PREMIO TEATRIEM o el PREMIO CATALINA DE ARAGÓN.

Entiendo la dramaturgia contemporánea como una manera de intervenir en el mundo, emocionar e invitar al pensamiento.

Sebastián Moreno Sambruno

Imagen

Sesión doble de Teatro: Fila 5 Producciones nos trae (por fin) su Barbados, etcétera

Domingo, 27 de noviembre a las 20, 30 horas

TEATRO COLISEO (Entradas a la venta en taquilla desde las 19,00 horas. Día de la función y Casa de la Juventud en horario de mañanas)

Desde Fila 5 Producciones, de Jaén, nos llega la próxima propuesta dentro de la programación del XVIII Otoño de Teatro. Otra apuesta por el teatro que nace, crece y se reproduce en nuestra tierra. De una calidad extraordinaria y un trasfondo que nos hará reflexionar sobre el amor y las distintas maneras de entenderlo a través de la pareja.

Escrita por Pablo Remón (Ganador del Goya a mejor guion y nominado a los Max como autor) y dirigida por Noelia Rosa, Barbados, etcétera es una triple función inspirada en la tradición del teatro anglosajón de agrupar obras breves que comparten resonancias, temas o estilos. Tres textos compuestos para dos actores, Pedro Lendínez y Amada Santos, que pueden leerse como variaciones de un mismo tema, en el sentido musical. Los tres exploran el mundo de la pareja y tienen que ver con la memoria, la comunicación y el amor. También con el ruido que los acompaña, es decir, la desmemoria, la incomunicación y el desamor. Y las tres comparten la isla de Barbados como punto de fuga, como espacio imaginario.

SINOPSIS
¿Qué es una pareja, más allá del pasado que les une? Somos lo que hemos sido, la historia que explica cómo hemos llegado hasta aquí. Pero esa historia no está escrita en piedra; es móvil, es variable. Para sobrevivir como pareja, tenemos que ser capaces de contar nuestra historia. Pero, ¿Qué pasa si esa historia es borrosa o no coincide? El presente cambia el pasado. Dos actores narran la historia de una pareja. A veces, se ponen de acuerdo. Lo hacen con humor, con extrañeza, con gozo. Juegan. Otras veces, se contradicen, inventan, oscurecen, mienten. A veces, son la pareja; otras, no. Ellos son, a su vez, otra pareja. Con su parte de combate, con su parte de aventura, con su parte de amor.

Imagen

Villacarrillo Creativo; Villacarrillo Espectáculo; Villacarrillo Solidario; Villacarrillo con los Derechos de la Infancia

Villacarrillo ha sido todo un espectáculo durante el pasado fin de semana. Ni la Gran Vía de Madrid ha tenido tantos eventos, tan variados y te tanta calidad. No es por falta de humildad, pero es que ha sido un fin de semana tan apoteósico que nos emociona ver cómo el Coliseo bulle de vida, pasión y entrega. También de solidaridad y Derechos Humanos. Un Coliseo por el que han pasado, en tres días, más de 700 personas. Un Coliseo por el que se han recogido centenares de kilos de alimentos para Cruz Roja. Un teatro flamenco, circense, musical y de cuento.

Viernes de flamenco con una segunda gala que pretende conmemorar el Día Internacional del Flamenco. Flamenco solidario y de una altísima calidad. Para muestra, unas castañuelas, las de Moisés Navarro:

Y luego vinieron Lucía Leiva y Blas Mora para rematar una noche mágica. Fotografías de José Luis Martínez.

Después celebramos la música, Santa Cecilia, con una espectacular Asociación Musical Cristóbal Marín, que, junto a los payasos Salpiñoni, dejaron sembradas las butacas del Coliseo de risas, muchas risas. Muy grandes, ambos. La asociación no deja de buscar formulas para que la gente siga amando la música y por crear nuevos aficionados. Con este manera de hacer las cosas solo podemos seguir quitándonos el sombrero.

Y para terminar la semana, ayer domingo, la compañía Small Clowns también llenó el Coliseo. Le dio la vuelta al cuento de los tres cerditos para lanzar un claro mensaje en el Día Internacional de los Derechos de la Infancia: la Igualdad y el trabajo en equipo siguen siendo valores que hay que seguir fomentando entre grandes y chicos. Unos como otros disfrutaron ayer de una ternura rosa que nos enamoró a todos los allí presentes.

Imagen

Celebramos el Día Internacional de los Derechos de los Niños con teatro, bailes y canciones por la Igualdad

Nuestro Otoño de Teatro sigue su exitoso curso y esta semana tendrá su parada en domingo, ojo. Las Tres Cerditas, de Small Clowns, en el Teatro Coliseo a las 18:30 horas.

El domingo, 20 de noviembre, se celebra el Día Internacional de los Derechos de los Niños y Niñas. En Villacarrillo llevamos tres años celebrando una fecha que significa muchas cosas importantes: se conmemoran los aniversarios de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos del Niño (1959) y la aprobación de la Convención de los Derechos del Niño (1989).

Esta Convención, la más universal de los tratados internacionales, establece una serie de derechos para los niños y las niñas, incluidos los relativos a la vida, la salud y la educación, el derecho a jugar, a la vida familiar, a la protección frente a la violencia y la discriminación, y a que se escuchen sus opiniones.

Pues bien, desde la concejalía de Cultura hemos querido celebrarlo con teatro, con un espectáculo cargado de música, de canciones, de bailes y de mensajes primordiales relacionados con la Igualdad y el trabajo en equipo.

“Las Tres Cerditas” es la adaptación del conocido cuento clásico adaptado a nuestros tiempos. Esta historia nos enseñará sobre la igualdad y el trabajo en equipo. Una divertida historia donde las canciones y bailes están asegurados.

La entrada, para niños y niñas de hasta 12 años, será gratuita. Los adultos pagarán una entrada de 5€. Se pueden adquirir en la Casa de la Juventud en horario de oficina.

Imagen

Noche de risoterapia con Algazara Teatro

Objetivo cumplido y un nuevo estreno (un paso más) para otra de esas compañías locales que ya peinan canas en la escena de Villacarrillo. El pasado sábado (nos cuentan) hubo momentos para todo: para el recuerdo y la emoción de aquellas personas que pasaron por los grupos de teatro que dirige José Luis Martínez (Algazara Teatro y Las Edades de Oro) y que ya interpretan otro papel en un escenario bien distinto; personas que ya no están con nosotros de forma física. Por otro lado los que sí están; un grupo intergeneracional de actores y actrices que contaron una historia de historias relacionadas con ciertas dolencias a las que hay que buscar solución. Un doctor, interpretado por un divertido Pedro Álvarez, que tuvo que tratar con enfermedades bastante raras, a priori.

El público volvió a arropar el estreno de Algazara Teatro con una asistencia más que considerable (más de 200 personas) que rieron y pasaron una velada fantástica de teatro. El hecho de juntar, en un mismo escenario, a personas de distintas edades justifica cualquier trabajo y se agradece el esfuerzo por seguir peleando para que el teatro sea una prioridad a cualquier edad.

Imagen

Revolú Teatro al borde de un ataque de éxito

El éxito. Jamás un sustantivo podría estar mejor asignado que este y para ellos. Revolú Teatro le dio la vuelta al Teatro Coliseo, como un calcetín. El continente: se nos quedó gente fuera. Por primera vez, dentro de lo que es el Otoño de Teatro, pusimos el cartel de NO HAY ENTRADAS. Las expectativas eran altas y el éxito de representaciones anteriores hacían prever que el teatro se llenara, como así fue. Familiares, amigos y mucha gente cercana abrazó a esta compañía tan peculiar en su forma de trabajar. Son comuna; una familia que cose, elabora decorados, ríe, llora y ensaya cada escena, cada detalle, hasta la perfección. El adjetivo, «aficionados» se queda muy corto.

El contenido: el primer golpe en la mesa es el impacto visual que provoca el decorado. La escenografía perfecta, bellísima puesta en escena que recrea una casa (dormitorio y salón) del París del siglo XVII. Detalles al mínimo que hacen un todo espectacular que se complementa con el vestuario de alta costura que pasean los actores y actrices durante la obra. Un envoltorio que se convierte en un personaje más de esta famosa comedia de Molière. El enfermo imaginario de Revolú Teatro es una adaptación libre de un texto, concebido, en principio, en verso que nos habla de la falta de vida (en vida) de esas personas hipocondriacas a las que acuden todos los males habidos y por haber. También de la picaresca de los médicos de la época y su falta de escrúpulos. Un enfermo (Argan) al que le da vida Paco del Arco, caracterizado perfectamente para la comedia. Su nariz es un timón que maneja este hombre con una soltura y unas maneras envidiables. Tiene el peso de la obra y afronta un texto largo y lleno de matices que él se lleva de calle con una naturalidad muy bien medida. Lo mismo que el resto del elenco. Porque esa es la parte más importante: la manera de crear magia y hacer de cada papel un disfrute para el público. Desde Maribel a Baltasar, pasando por Juani, Raquel, Silvia, Macarena, María Pilar, Seba, Rocío, Pedro, Josemi o Víctor. Los papeles más largos son los más lucidos, por supuesto, pero el conjunto es una auténtica obra de arte: ni un solo fallo (o mínimo), fluidez, gestualidad, tiempos…La palabra que se hizo teatro del bueno, que lo hicieron bueno ellos y ellas; que lo pusieron en valor; teatro que engancha a público entendido y alecciona al aficionado.

Y es que, si la máquina está bien engrasada nada puede salir mal. El director, Juan Luis García Hervás, ya se puede dar por satisfecho del resultado de su trabajo. Él lo sufre hasta el final, nosotros lo agradecemos hasta el infinito ya que vemos que el futuro de la escena local sigue más vivo que nunca, sin enfermedades imaginarias. Vemos como nadie se lanza al vacío sin tener un trabajo digno que presentar. Lo de Revolú Teatro supera esa dignidad requerida y lo hace porque se nota que lo que trabajan lo elaboran desde la felicidad total y absoluta. Actores, actrices, director, la regiduría, los encargados del decorado, las encargadas del vestuario…las niñas que lanzan flores al público, flores físicas que el respetable devolvió en aplausos. Vuestra manera de entender el teatro es una alegría inmensa que se une al resto de lo que ofrecen las compañías locales. Puntos de vista diferentes que enriquecen la Cultura de Villacarrillo.

Imagen

Abuelas libres, sabias y llenas de ternura. El maravilloso homenaje de Producciones Nati Villar

La búsqueda de la libertad; de ser uno mismo, una misma; de vivir una vida propia sin mirar ni a un lado ni a otro, solo al frente. Así era Carmela, la abuela de Nati Villar, la abuela más viajera del mundo que embarcó su corazón de circo para viajar por los 5 continentes. De cada uno de ellos se trajo una historia de vida y su nieta, Nati Villar, junto a «el hombre orquesta«, Manuel Martínez, son los encargados de darle vida en el escenario. Nati es una payasa nata (o una clown, como prefiráis) e hilvana esas historias con un hilo rojo (de los chinos) que dibuja una ruta mágica en una bola del mundo aún más mágica. La palabra, las canciones, las leyendas y los efectos especiales van tomando forma ante un público que fue perdiendo la timidez hasta convertirse en un personaje más.

Carmela era una mujer soñadora, un espejo en el que mirarse. Carmela sabía mucho de todo y absorbía conocimientos a la par que valores. Carmela era una abuela empoderada que gustaba de las cosas sencillas; Carmela adoraba a las personas con principios; a los desfavorecidos; soñaba con poner el mundo del derecho (del las); soñaba con charcas llenas de renacuajos de amor…

Fotografías de José Luis Martínez.

La maleta de mi abuela es un espectáculo para toda la familia, escrito, dirigido e interpretado con el corazón «del las«. Uno de los montajes del momento que ha viajado por casi toda la provincia llevando el teatro a rincones que casi no lo conocen. Una manera muy lorquiana de vivir y que hemos tenido la suerte de tener en el Coliseo.

Imagen

Embeleco da vida a más de 350 personas en el Coliseo

Volver y triunfar. La clave está en hacer las cosas bien, desde siempre, lo que conlleva una especie de simbiosis entre artistas y público que sigue fielmente su trabajo. Eso es lo que vemos y sentimos cada vez que se suben al escenario los chicos y chicas de Embeleco, el grupo de Villacarrillo cuyo histórico director, Vicente Nieto, sigue tan en forma como siempre, siendo una de las piezas clave de la escena de nuestro pueblo, amén de en otros puntos de nuestra provincia. Escribe y dirige; enseña y divierte; inventa historias imposibles ( o no) que son correspondidas con el cariño de cientos de vecinos, hasta 350, que, en este caso, llenaron el Teatro Coliseo el sábado pasado.

Escribe, dirige y es uno de los mejores directores de actores. Saca lo mejor de cada uno y a las pruebas me remito: desde Franci Vázquez, impecable y divertidísimo en su papel, tragicómico, de empresario del más allá hasta Juani Soto, policía flamenca con compañero invisible y muy en su papel con olfato de sabueso experimentado, pasando un José Pablo Hita cada vez más cómodo en escena y otro de esos «aficionados» a los que nos gustaría ver más en acción. La vis cómica de Pilar Lirola, Mari Carmen Fernández y Pedro Garrido, que llenaron de carcajadas el patio de butacas, como un trío perfecto. A Josefina Ruiz se le nota, y mucho, que su amor por el teatro sigue intacto, fiel escudera de Nieto y muy divertida en su papel de médium sin papeles. Miguel Climent es otro de esos descubrimientos que deberían dejarse ver mucho más en montajes venideros, Termina el repaso con una inocente y picarona Minerva (Pilar Bustos) que se lleva «el premio gordo» a pesar de ser la última en entrar en escena.

Ellas y ellos, piezas de una obra que, bajo el titulo de ¡De muerte!, nos hizo divertirnos a todos, sin excepción. Esta comedia de Vicente Nieto no pretende otra cosa. Divertirse en tiempos revueltos, poco propicios para el disfrute. Por lo tanto nuestra más sincera enhorabuena por tan buen trabajo y por conseguir que centenares de personas salieran a vivir la cultura en un pueblo pequeño con ínfulas de capital cultural.

Imagen

La Paca saca a la luz y entierra (magistralmente) los fantasmas de la pandemia

¿Te acuerdas del fin del mundo? es el espectáculo de la palabra. La palabra que se desliza en plataformas que se mueven al son de unas historias contadas desde la parte más luminosa de la pandemia; más bien desde ese confinamiento que nos mantuvo presos durante meses. La pandemia sigue, aunque ¿normalizada?, pero la memoria del pasado reciente continúan haciendo mella en aquellas personas que perdieron, que fuimos todos. Algunos dejaron por el camino a familiares; padres, madres, abuelos, hermanos…Otros muchos perdimos el norte; la mayoría descubrimos fobias que no sabíamos que estaban tan escondidas ahí dentro. Teatro La Paca hace de todo esto un maravilloso ejercicio de equilibrismo entre la sonrisa y el terror.

Son varios frentes, varias batallas que cubrir: Tomás Afán, autor del los textos, Historias del confinamiento, nos plantea varias preguntas sobre lo vivido durante el encierro. Algunas ya se han contestado pues no, no hemos salido mejores. No hemos aprendido nada. Si bien, esta obra de teatro sería una buena herramienta para recordar que fuimos víctimas de nosotros mismos; que este mundo se va a la mierda por nuestra culpa y que lo pasado es solo un pequeño ejemplo de lo que somos capaces de hacer si seguimos empeñados en maltratar a la madre Naturaleza.

¿Te acuerdas del fin del mundo? es una obra coral, dirigida por varios maestros y maestras de la escena provincial: Paco Gámez, Ana Galán, el propio Tomás Afán, Mari Carmen Gámez y Nati Villar. Aunque parecen una sola y sólida pieza que mueve a los actores y actrices: Carlos Aceituno, Vivi Alcántara, Cristina Mediero y Pedro Jiménez entre la risa y el llanto. Sexo clandestino, teletrabajo, acopio de cosas innecesarias ( o sí), oportunistas, grupos imposibles de whatsApp, gente enloquecida por el dolor y la pérdida. Impresiona, por su crudeza, la parte final, el epílogo, de este cuento de cuentos que se debería convertir en una obra de visionado imprescindible para saber hasta qué punto somos (seremos) animales salvajes.

Imagen

¿Te acuerdas del fin del mundo? ¿Ponemos el punto y final a la pandemia? Sí

Primera parada en nuestro Otoño de Teatro. Este próximo sábado abren el telón, de la décimo octava edición de nuestro Otoño, nuestros amigos y amigas de La Paca. Todo un referente de la escena nacional y una de esas compañías a las que hay que defender siempre por su trabajo incansable en pro de la educación y la defensa del teatro. Ellos crean público, hacen magia para atraer la atención de los más pequeños; de los jóvenes y, por supuesto, de los adultos. Dentro de este último apartado nos encontramos con la obra que vana representar el sábado a las 20:30 horas en el Teatro Coliseo: ¿Te acuerdas del fin del mundo?

INFORMACIÓN

SINOPSIS:

Escenas de confinamiento de Tomás Afán Muñoz. En un tiempo en el que los raíles de lo cotidiano han saltado por los aires y descarrila nuestra cotidianeidad, asistimos a extrañas situaciones: de soledades compartidas a través de whatsapp,  de junglas de asfalto habitadas por extraños animales, de paredes que crecen silenciosamente…  y el equilibrio psíquico se ve alterado, y el sexo furtivo es sometido a fiscalización,  y hasta el alma se purifica vía online ¿resistiremos?,  ¿saldremos mejores? Varias historias (y un epílogo), conectadas entre sí, conformando un mosaico emocional de un tiempo muy especial.  Recreando el absurdo cotidiano a través del humor.  Y la risa se hiela en el alma. El mundo ha estallado. Pero todo continúa siendo igual. ¿Te acuerdas del fin del mundo?

La Paca

Entradas en taquilla desde las 19:00 horas.

Imagen

Un Otoño de Teatro 100% jiennense

Cumplimos 18 años con un subidón importante. Nuestro Otoño de Teatro y su mayoría de edad con un carácter 100% jiennense ya que hemos vuelto a apostar, de manera clara, por el teatro que se hace (aficionado y profesional) en la provincia de Jaén. Así, diez compañías de la provincia nos visitarán desde el próximo sábado y hasta el 3 de diciembre, cuando concluirá este cumpleaños soplándole las velas a los 40 años que cumple, en este caso, el grupo decano de la escena local, Carátula G.E.A. A ellos se unen los locales, Embeleco, Revolú Teatro, Algazara Teatro y Les Sonrivatos. Compartirán escenario con La Paca, Fila 5 Producciones, Artemix (función especial en Mogón sobre la figura de San Juan de la Cruz, con una ruta teatralizada por el sendero de Mogón), Producciones Nati Villar y Small Clowns. Con estos últimos celebraremos el Día Internacional de los Derechos del Niño.

PROGRAMACIÓN

Precios populares: 5€ con descuento o de 1€ si eres jubilado o tienes el carnet joven. Y si quieres entrar gratis, escucha cada mañana Radio Villacarrillo porque sortean dos entradas diarias.