Imagen

Le damos la bienvenida a los nuevos párrocos: Antonio Garrido (San Francisco) y Valentine Anthony (San Vicente)

Las parroquias de Mogón, San Vicente Mártir y Villacarrillo, San Francisco de Asís, recibieron, ayer, a sus nuevos párrocos. El Rvdo. Sr. D. Antonio Garrido de la Torre ya se hace cargo de dicha parroquia tras celebrar ayer la Eucaristía. Garrido es un vecino de Villacarrillo, muy conocido por todos, ordenado sacerdote en 1997. Sustituye así a D. Manuel Jesús Casado, párroco saliente.

Por su parte, el Rvdo. Sr. D. Valentine Anthony Umoh, es, desde ayer también, el nuevo párroco de San Vicente Mártir de Mogón y Vicario Parroquial de la Asunción de Villacarrillo. Cesa como Vicario Parroquial de El Salvador de Jaén.

Las bóvedas de La Asunción hablan…

En el Centro Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. 21,00 horas

Dentro de la Semana Eucarística, que se desarrolla previamente a la celebración del Corpus Chirsti de Villacarrillo, como preparación, igualmente, a la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, nuestro párroco, don Andrés Nájera Ceacero, está ofreciendo una serie de charlas muy interesantes sobre la iconografía Mariana y Eucarística en las bóvedas de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Una didáctica exposición sobre su significado artístico y teológico. Ayer mismo se indagó en el origen y la evolución de los templos; haciendo un análisis comparativo de las Sinagogas y los Templos Paleocristianos. Del mismo modo se hizo hincapié sobre el sentido de las pinturas en los templos, el origen del nuestro y su composición arquitectónica, así como la autoría de las pinturas de las bóvedas. Esta tarde

bóvedas

Lunes Santo del “Cautivo”

Villacarrillo se disponía para vivir una jornada intensa y con el sentimiento a flor de piel. Las calles se vestían de blanco para recibir a sus hermanos nazarenos y al señor, que para este lunes santo portaba una majestuosa túnica de color blanco con un cíngulo en oro el cual destaca encima de su paso procesional. Al caer la noche la Parroquia de San Francisco de Asís abría sus puertas y con la cera encendida la Cofradía de Jesús Cautivo, María Stma. de la Esperanza y Sagrada Resurrección, empezaba su transcurrir por las calles más céntricas de nuestra población. Los costaleros se enfajaban sus costales y daban testimonio de fe con  un “paseazo” al señor Cautivo. Cuando el reloj marcaba algo más de la media noche la cofradía se recogía en su parroquia y así ponía el broche de oro a un Lunes Santo para el recuerdo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografías de Luis Gallego.

Escudo COLOR GRANDE jpg