Imagen

El fotógrafo Fernando Cano retrata, como nadie, la tradicional trashumancia

Casi mil trescientas cabezas de ganado han pasado por nuestra tierra, por nuestra Cañada Real, o, mejor dicho, por la parte de ésta que atraviesa la sierra de Las Villas y la pedanía villacarrillense de Mogón. Fiel a su cita con el otoño, este año ha sido el ganadero Pablo Espinar el encargado de trasladar su ganado, en su mayoría ovejas y cabras, en su larga ruta por las Villas; descansando en la Fuente del Roble y atravesando Mogón para dirigirse hacia el Condado. Nuestro querido Fernando Cano es el encargado de dar fe de este acontecimiento que tanto esperan nuestros vecinos. Fotografías que son momentos únicos y que jamás deberían perderse.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Escudo_de_Villacarrillo_(Jaén).svg

Estampas de otoño. La trashumancia que nunca debería perderse

Son fotografías que, como todos los años, nos llegan durante estas fechas y que nos demuestran, una vez más, que hay tradiciones que no cambian y que perduran en el tiempo para disfrute de muchos, aunque para los ganaderos son sea tan agradable trasladar las ovejas,cabras o toros de un punto a otro de nuestra provincia por la cañadas reales, reguladas por edicto real de Alfonso X el Sabio en 1273. Mogón forma parte de este entramado de vías pecuarias utilizadas para el pastoreo (traslado) y no son pocas las imágenes, preciosas, que nos podemos encontrar a su paso. Un ejemplo, también tradicional, lo pone nuestro amigo Fernando Cano a través de su objetivo y aquí os las dejamos para el disfrute de propios y extraños. MARAVILLA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

DIBUJO VILLACULTURAEscudo color peque jpg

LA TRASHUMANCIA: TRADICIÓN QUE, AFORTUNADAMENTE, NO SE PIERDE

Así comienza el artículo que escribe hoy en Diario Jaén nuestro amigo Fernando Cano:

“Como cada año, el ganado se mueve en busca de los verdes pastos que, este año, hay en abundancia en la sierra, después de una primavera generosa en lluvias. Actualmente, en Las Villas, Pablo Espinar es el único pastor que realiza este trasiego, que consiste en marchar a Sierra Morena en invierno y, en primavera, regresar a su comarca de origen. Y ello a pesar de que la trashumancia es cada vez más complicada”.

trashumancia

Cada año es el mismo ritual y en Mogón conocen bien la importancia y el significado de mantener estas tradiciones, que no dejan de ser nuestra seña de identidad y que, desgraciadamente, se van perdiendo. Fernando es buen conocedor de estas lides así que recuperamos este artículo que puedes leer íntegro AQUÍ

DIBUJO VILLACULTURAEscudo color peque jpg