Imagen

Cierra el Otoño de Teatro más concurrido de nuestra historia. Carátula G.E.A también hace historia…

18 años de un Otoño de Teatro histórico. 40 años de historia de una compañía única, Carátula G.E.A. No podía ser mejor. Una noche de fiesta, de cumpleaños, de amigos y de recuerdos. Todos los ingredientes necesarios para marcar esa fecha, la del 3 de diciembre, en el calendario de la historia cultural de un pueblo como el nuestro. Hoy es día de agradecimientos, el primer lugar a todos y cada uno de los grupos de teatro que han pasado por esta edición: La Paca, Embeleco, Artemix, Producciones Nati Villar, Revolú Teatro, Algazara Teatro, Small Clowns, Les Sonrivatos, Fila 5 Producciones, Les Sonrivatos y, por último, Carátula G.E.A. 11 propuestas diferentes, 11 maneras de quitarse el sombrero; 3 llenos absolutos y una participación de público que ha batido todos los récords de asistencia. Han pasado más de 2.500 personas por el Teatro Coliseo en estos poco más de dos meses. Por lo tanto, esto ya no es una broma o un experimento. Estamos ante una de las propuestas culturales de otoño más importantes de la comarca. Consolidada, más fuerte que nunca y que unas previsiones de futuro que hacen que miremos a éste con mucho optimismo y con más ganas si cabe. Gracias a nuestro equipazo de lujo (pasión de padre), Alba Plaza, Chema Cano y Jesús Hidalgo, ellos hacen que todo salga bien y bonito.

Y había que celebrarlo a lo grande. Así fue como terminó este décimo octavo aniversario, a lo inmenso. Carátula G.E.A celebró su cumpleaños con más de 400 invitados a una fiesta que sirvió para repasar parte de una carrera de fondo que ya cumple cuarenta años. Desde aquella idea primigenia de Luis Peralta, a la incorporación de Pili Díaz (la más veterana de los actores y actrices que han pasado por esta formación), pasando por los históricos Joaquín de la Hoz, «Churri», Paqui Díaz, Cristóbal «Puli» o Chema del Barco, hasta las incorporaciones más recientes como Joaquín junior, Víctor, Juanjo, María, Andrés o Mari Carmen . Chema del Barco fue el maestro de ceremonias, el encargado de hilvanar cada «cuadro» pues el montaje, 40 años no son nada (1982-2022) fue creado para la ocasión. Un recorrido de vida a través de pequeños retazos de obras representadas por Carátula a lo largo de estos años: desde Calígula de Albert Camus a una serenata de Les Luthiers. Entre medias, Vamos a contar mentiras de Alfonso Paso, Jesucristo Superestar o la exitosa Aquí no paga nadie de Darío Fo. Obras y milagros de gente que sí que ama el teatro, lo cuida, lo gestiona y lo engrandece. Una familia grande (creo recordar que habían pasado por Carátula más de 200 personas), unida, feliz y exultante. León o Juan el Pesca en la memoria, como no podía ser de otra manera. Y en la nuestra un reflejo del cariño que ellos desprenden. Otra cosa no les podemos dar, solo la admiración y la envidia sana de ver cómo algo apasiona tanto a tanta gente. El teatro, en este caso.

Deja un comentario