Fotografías de José Luis Martínez

Una tradición que, originalmente,  se remonta a los años 50, 60. Pero hace ocho años, desde el Ayuntamiento y la comisión de Festejos de Mogón se decidió llevara cabo esta prueba de una manera más especializada y, por ende, mucho más divertida. Se trata de un duathlón en el que se participa junto con una recámara, para el descenso del Guadalquivir. La segunda parte de la prueba se realiza a pie. El objetivo es llegar a meta con la susodicha recámara y al menos dos participantes de los tres que son obligatorios en cada equipo. Hay tres categorías: Femenina, Masculina y Mixta. Premios hay prácticamente para todos. Ojo, que no es cualquier cosa:

67919612_10210808133117814_6008137704930279424_o

Lo importante es participar y divertirse. Una prueba de verano que congrega a centenares de vecinos y visitantes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Escudo