Ahí seguimos, confinados pero más concienciados que nunca. Villacarrillo sigue alerta, haciendo lo que debe: quedarse en casa. Esto nos ha superado a todos, a todas, pero nuestros pilares siguen firmes y nuestros profesionales—a la vanguardia del peligro— al frente de una situación que acabará, más pronto que tarde. Seguro. Con estas fotografías majestuosas de nuestro amigo, Luis del Arco, en la que vemos, sentimos, la fortaleza de nuestro pueblo, queremos agradecer la labor de todas esas personas que siguen trabajando para que el virus no avance: desde trabajadoras y trabajadores de nuestras residencias, personas que priorizan el cuidado de nuestros mayores para que puedan seguir con nosotros, aportando tanto…, sanitarios que están perdiendo su salud por velar por la nuestra, agricultores que ponen su maquinaria al servicio de todo el pueblo con el objetivo de desinfectar nuestras calles y plazas, mujeres ( y algún hombre) que confeccionan esas mascarillas para nuestra protección, sobre todo para los muchos comerciantes que siguen al pie del cañón para que nos nos falte de nada; trabajadores de supermercados, farmacias, panaderías… A la policía, protección civil, Cruz Roja,  personal del ayuntamiento, responsables del gobierno municipal y mucha gente más que, de una manera u otra, intentan normalizar una guerra como esta. Sé que de la crisis del coronavirus saldremos reforzados, con otros puntos de vista, con otra forma de tratar el prójimo, de mirar por los demás, de respetar nuestro entorno…Fuerza y paciencia para un pueblo monumental.

83595736_3129994577053076_8186550022314131456_o83654772_3129994323719768_1770171106053849088_o-183697098_3129994597053074_7606662672087515136_o83711074_3129994567053077_4992866539200839680_o83758244_3129994820386385_3389100393387524096_o84225399_3129994340386433_6066497707663425536_o

Escudo_de_Villacarrillo_(Jaén).svg