Es una de las tradiciones más curiosas de nuestro entorno festivo. Mogón entierra (y resucita) a su alcalde pedáneo todos los años por estas fechas. Se estrena, en tan delicada tarea, Daniel Santos. Fallecido a los 26 años, por obra y gracia de la fiesta, y resucitado ,poco después, por obra y gracia de las aguas sanadoras de Mogón. La tradición ya se remonta al año 1989.

5DEC6603-5185-465D-AE97-6A3548BF3FA975D020C4-3DE1-4DD2-85F2-EFC27075A14331D1A42C-02D5-4994-AC92-DC489066DDED