Viernes de Dolores con SAFA, Chema del Barco y Anabel Martínez Ruiz

Hoy es Viernes de Dolores. Hoy deberíamos estar preparándonos para ir a visitar a nuestros amigos y amigas de SAFA. La Semana Santa de Villacarrillo comienza con ellos, con su procesión; con sus pequeñas (pero inmensas) Imágenes. Es, no vamos a utilizar el tiempo pasado, un día grande, no solo para esta comunidad educativa, también lo es para todo el pueblo que espera con devoción ver esta procesión chica y sentir la devoción de los más pequeños.

Aún así, han querido hacer de este Viernes de Dolores algo especial: Un vídeo al que pone voz nuestro querido Chema del Barco y palabra una de las “culpables” de fomentar esa devoción, Anabel Martínez.

Ni una sola vez las inclemencias del tiempo amenazaron con dejarte sin tu paseo.
Ni una sola vez dejó tu casa de oler a incienso.
Ni una sola vez tu monte quedó cual desierto, ni tu trono tan al descubierto.
Sin palabras, sin azahar, sin besos.

Y ya va para dos años que no te vemos en las calles, y aún así, lo más doloroso no es eso… sino saber que ya algunos no podrán jamás hacerlo.

Sigue siendo una Semana emocionante, porque el alma se agita: melancolía, añoranza, morriña…
Te prometemos vivirla con esperanza, aunque el dolor de este viernes sea como el de aquella lanza…

No olvidaremos los nervios de unos niños que se comportan como adultos una vez que se arrodillan para sacarte y lloran al despedirse de tu…, de Nuestra Madre.
No olvidaremos los aplausos de nuestros hermanos y la lluvia de pétalos lanzada por inocentes manos.
No olvidaremos la música que te acompaña, que te mece y que bailas.
No olvidaremos ese “encuentro”, Madre e Hijo frente a frente, ese vaivén de emociones alrededor de una fuente.
No olvidaremos esa parada anhelada a las puertas del convento, la visita de “las mantillas” a los que esperan dentro.
¡Y esa levantá!, que arranca aplausos y pone vellos de punta hasta de quien no cree en ná.
No olvidaremos el rostro de cansancio de los más pequeños, los tacones rotos, el “cuánto falta”, “toma un poco de agua”…
Y ¡cómo olvidar tu llegada!, la capilla abarrotada, paso alante, paso atrás, ¡Oh, capataz, mi capataz!… “Caridad del Guadalquivir”, lágrimas en los semblantes, difícil de describir…
Y tras este momento, el silencio…, los abrazos, el sentimiento.
No, no lo olvidaremos, no lo quieras desde el cielo.
Sigue cuidando de tus familias, de tus niños, de tus profes, de tu cole…que sea cuando Dios lo quiera, vuelva nuestro Viernes de Dolores.

Anabel Martínez Ruiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s