Luz en Navidad. Por Luis Gallego

Como ya anunciamos, la Navidad se ha encendido en Villacarrillo. Nuestras calles y plazas no pueden quedarse desnudas ni de iluminación ni de música. A pesar de todo, la vida sigue y es nuestro deber intentar que ésta mejore; al menos en cuando a distracción se refiere. Es una apuesta humilde, ya vendrán otros tiempos, otros momentos para los que ya estamos trabajando con ahínco. Luis Gallego López se fue a inmortalizar esos adornos navideños que tanto nos gustan. El resultado es este, hay rincones que ni nosotros sabíamos que se habían decorado así.

Perspectivas de un Villacarrillo en otoño. Por Luis Gallego

Tenemos que seguir peleando. Sin relajación posible. No nos queda otra. No hemos vencido y se avecina mal tiempo: el propio de este noviembre (casi diciembre); las previsiones de un invierno adelantado que, incluso, anuncia nieves y esa otra nube negra que se instaló en nuestras vidas a principios de un año, el 2020, que tacharemos de nuestro calendario. Dicen que se acerca la luz. Una vez que se instale, definitivamente, tengo la sensación, la seguridad, de que el mundo va a salir a disfrutar de la vida al cien por cien. Ya sabemos lo que nos podemos perder, de la noche a la mañana, así que tenemos claro que cualquier minuto cuenta. (…)

Exposición Virtual: Los colores del otoño de Luis Gallego

Hoy abrimos, de nuevo, nuestra Galería Virtual para dar paso a las fotografías de nuestro amigo, Luis Gallego López. Una vez más es su objetivo el que nos lleva de paseo por nuestro entorno natural. Ese que se deja vestir, como ningún otro, de otoño. Los colores ocre, los pardos, los verdes amarillentos de nuestra flora, de nuestros ríos, de esos caminos guardados por pinares inmensos. Centinelas de una vida que, más temprano que tarde, volverá a ser la que fue. Quizá sea el momento de pararnos a valorar lo que tenemos y de lo que nos podemos perder por falta de responsabilidad. Mogón, por ejemplo. Su entorno es una puerta natural que nos invita a vivir intensamente cada paso que damos, cada hoja que pisamos…Ese sonido, que no se apague nunca.