¡Viva Estocolmo!

Hay esperanza. La salud del pop-rock jiennense tiene recorrido; vuela alto, viaja lejos, rezuma entusiasmo, vitalidad y, sobre todo, muy buenas canciones. Estocolmo, el grupo que ayer engalanó la noche del Jueves de la Villa, viene desde Torreperogil, pueblo de la Cultura, para quedarse y seguir exportando su melancolía indie ,esperemos que mucho más allá de nuestras fronteras.