Exposición Virtual: Villacarrillo vestido de Luz y Esperanza

No podemos permitir que el virus nos gane la partida. Que nos doblegue. No podemos bajar los brazos, ahora que nuestras fuerzas deben estar más alerta que nunca. Nuestra mejor vacuna, de momento, contra el Covid-19 es la responsabilidad; el civismo; el compromiso con las normas establecidas, estemos más o menos de acuerdo con ellas. Estamos atravesando momentos muy delicados, a nivel de contagio, por eso es el momento de hacerle frente, de forma más efectiva y, repetimos, responsable. Las mascarillas, las distancias, el lavado de manos…Esas son nuestras herramientas principales, amén de las que nos recomienden/exijan desde las distintas administraciones. Se avecina otro puente, otras fiestas de las que nos gustaría disfrutar. Es lo que tiene, nos gusta vivir…Pero si no lo hacemos bien, ahora, puede que tengamos que sufrir esta pandemia de una forma mucho más radical en los próximos meses.

Si sois seguidores de nuestra página en Facebook, Villacultura Villacarrillo, habréis comprobado como, desde hace algo más de un mes, venimos dando los buenos días, con la publicación de una fotografía presidida por algún rincón de nuestro pueblo y un mensaje de esperanza. Ese es ( y será) el único objetivo: lanzar una palabras de aliento al inicio de la jornada. Se ha convertido en algo habitual y vamos a seguir manteniendo esta línea hasta que todo esto pase o nos quedemos sin rincones de nuestro pueblo que fotografiar, (cosa que vemos difícil). Esperamos, de corazón, que os guste y os animamos a seguir peleando…

Exposición Virtual: Los colores del otoño de Luis Gallego

Hoy abrimos, de nuevo, nuestra Galería Virtual para dar paso a las fotografías de nuestro amigo, Luis Gallego López. Una vez más es su objetivo el que nos lleva de paseo por nuestro entorno natural. Ese que se deja vestir, como ningún otro, de otoño. Los colores ocre, los pardos, los verdes amarillentos de nuestra flora, de nuestros ríos, de esos caminos guardados por pinares inmensos. Centinelas de una vida que, más temprano que tarde, volverá a ser la que fue. Quizá sea el momento de pararnos a valorar lo que tenemos y de lo que nos podemos perder por falta de responsabilidad. Mogón, por ejemplo. Su entorno es una puerta natural que nos invita a vivir intensamente cada paso que damos, cada hoja que pisamos…Ese sonido, que no se apague nunca.